Aunque el carro de arrastre no posee propulsión propia, la ley lo considera como vehículo motorizado y, por lo tanto, debe contar con el seguro obligatorio.

Aunque el carro de arrastre no posee propulsión propia, la ley lo considera como vehículo motorizado y, por lo tanto, debe contar con el seguro obligatorio.

¿Sabías que si bien los remolques, carros de arrastre, acoplados, casas rodantes u otros similares deben contar con un permiso de circulación, también deben contar con un seguro obligatorio?

Los seguros son instrumentos financieros que te ayudan a reducir la incertidumbre económica de cara al futuro si ocurre un incidente y que garantizan la cobertura de los gastos incurridos. 

Aunque suele ser opcional contratar un seguro, la Ley N° 18.490 exige el Seguro Obligatorio de Accidentes Personales (SOAP) a todo aquel que posea y conduzca un vehículo motorizado, incluyendo los carros de arrastre.

¿Cómo funciona el seguro obligatorio para carro de arrastre?

Un carro de arrastre es aquel que posee dos o más ruedas, utiliza elementos de sujeción con cadenas de acero para unirlo al vehículo que lo arrastra y posee un sistema de luces sincronizado al vehículo que lo lleva.

Aunque no posee tracción propia, el artículo 2 de la Ley N° 18.490 indica que cualquier remolque, acoplado, casa rodante o vehículo similar que carezca de propulsión, pero que circule vías públicas, también se considera como vehículo motorizado y por tanto debe contar con el SOAP.

De este modo, si quieres acoplar este tipo de vehículos a un tráiler necesitarás tener el seguro obligatorio para carro de arrastre (además del permiso de circulación), el cual cubre las lesiones ocasionadas al conductor, pasajeros y terceros involucrados en un accidente de tránsito.

Ten en cuenta que el SOAP solo ampara el riesgo de muerte y daños corporales ocasionados que sean consecuencia directa de un accidente y no daños materiales causados a tu vehículo o al de un tercero.

Cobertura del seguro para carro de arrastre

Como se mencionaba antes, el seguro para carro de arrastre cubre los gastos asociados a lesiones corporales que sufra cualquiera de las personas involucradas en el accidente (hasta 300 UF), lo que incluye:

  • Gastos médicos relativos a la atención pre-hospitalaria y el transporte sanitario.
  • Hospitalización.
  • Atención médica, quirúrgica y dental.
  • Prótesis e implantes.
  • Gastos farmacéuticos y de rehabilitación.

Además, el seguro entrega una indemnización de 300 UF por muerte o incapacidad permanente total y hasta 200 UF por incapacidad permanente parcial.

Por otro lado, el SOAP no cubre los accidentes causados en carreras o competencias de vehículos a motor, accidentes ocurridos fuera del país, ni accidentes ocasionados a raíz de guerra, sismos y otros casos ajenos a la circulación vehicular.

¿Cómo contratar el SOAP para vehículos de arrastre?

Al contratar el Seguro Obligatorio de Accidentes Personales obtienes un certificado por parte de la compañía aseguradora, el cual contiene los datos del vehículo y te certifica como propietario del mismo.

El SOAP debes contratarlo de forma anual, tal y como ocurre con cualquier vehículo que poseas, con la diferencia de que, en el caso de los vehículos de arrastre, las fechas de contratación y vigencia son distintas. Fíjate en lo siguiente:

  • Para los vehículos particulares, se contrata antes del 31 de marzo y tiene vigencia desde el 1 de abril hasta el 31 de marzo.
  • Para los vehículos públicos, se contrata antes del 31 de mayo y tiene vigencia desde el 1 de junio hasta el 31 de mayo.
  • En el caso que te interesa, que son los vehículos de carga pesada (camiones, carros de arrastre y maquinaria), debes contratarlo antes del 30 de septiembre y tiene vigencia desde el 1 de octubre hasta el 30 de septiembre del siguiente año.

Dicho esto, a través de Seguros HDI puedes cotizar y contratar tu seguro obligatorio SOAP siempre que lo necesites.